Movimento Operaio

La pagina di Antonio Moscato

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Attualità e Polemiche --> Actualidad latinoamericana --> La victoria de Chávez: preocupaciones

La victoria de Chávez: preocupaciones

E-mail Stampa PDF

1)   1)Venezuela

La victoria de Chávez, preocupaciones, radicalidad vs. conciliación derechista

 

Manuel Sutherland *

Aporrea, 8-10-2012

http://www.aporrea.org/

 

El reelecto Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez, ha ganado su décima cuarta elección (de quince) en un lapso de 14 años. Este domingo 7 de octubre ha obtenido un sólido 55% (7.936.061 votos) derrotando al millonario empresario de cuarenta años, Henrique Capriles quien obtuvo el 44,39% (6.426.286)[i]. La victoria ha sido saludada con emoción por diversos Presidentes de América Latina a través de las principales redes sociales. El triunfo del chavismo es considerado como la solidificación de la propuesta latinoamericana antineoliberal y progresista[ii]. Pero, nos preguntamos: ¿Han subido o diezmado sus índices de popularidad?, ¿Qué se viene al futuro?

Una victoria con menos votos que en la última ocasión, hace 6 años

Aún cuando el chavismo muestra sonrisas por doquier, muy en el fondo, hay preocupación por el estancamiento en los votos captados por el Presidente Chávez. Viajando en el tiempo, nos retrotraemos al clímax del chavismo, aquel vigoroso 2006 en el que ellos vencen la elección presidencial con el 63% (7.309.080 votos) contra el 37% del candidato opositor de turno -Manuel Rosales- que obtuvo apenas 4.292.466 votos. Independientemente de que falte el 4% de las actas escrutadas[iii], hubo un decrecimiento electoral del chavismo notorio. Midiéndolo en valores relativos, el chavismo perdió cerca de 9% de su votación anterior. En términos absolutos, aunque obtuvo cerca de 400 mil votos más, es de recordar que el Registro Nacional Electoral (RNE) para el año 2012, es de 18.903.937, más de 3 millones de electores nuevos se incorporaron al RNE y la abstención fue menor que en el 2006. Con todo y eso la votación chavista apenas se incrementó. Si extrapolamos el 63% obtenido en el 2006, al 55% captado en la actualidad, podemos decir que el chavismo ha perdido cerca de un millón y medio de votos[iv]. Cantidad muy significativa, teniendo en cuenta la consolidación de multimillonarios planes sociales, ayudas a los más necesitados y diversos planes asistenciales.

Todo ello muestra evidencias de un importante desgaste, más aún si pensamos que el chavismo desplegó una enorme campaña electoral y ha aceleró una serie de transferencias directas y programas sociales masivos, con claro tinte de adhesión política. En este sentido, el chavismo recreó un ambicioso plan de Viviendas que contó con gran "ayuda" internacional, siendo ejecutado éste por transnacionales chinas, rusas, iraníes etc. Orondos, la mayoría de los chavistas de direcciones intermedias calculaban 9,5 o incluso 10 millones de votos -Chávez abogaba por ello-, sin embargo, la realidad los golpeó en el rostro. A pesar de que en la alocución en el Balcón del Pueblo Chávez haya dicho: "Fue una victoria perfecta, por toda la línea", las expectativas eran otras.

Capriles Radonski, alguien que ganó perdiendo

Hace unos meses para una Revista argentina -El Aromo- realicé un artículo en donde explicaba los orígenes y la evolución política de Radonski[v]. Ahí destacamos el talante represivo y filo fascista de Radonski al ser él un protagonista del brutal asedio a la Embajada de Cuba en Venezuela, en las fechas que circundan el golpe de Estado -del que fue parte- a Chávez, en abril de 2002. En esas fechas, con su llave actual que iba como vicepresidente "Leopoldo López", tuvieron actitudes infames de persecución contra varios chavistas conocidos. Sus expresiones de odio asemejaron a una noche de los cuchillos largos, versión latina. La insensatez de Radonski de buscar una escalera y trepar el muro de la Embajada cubana para "exigir" revisarla a ver si estaban allí refugiados chavistas, la pagó con varios meses de cárcel.

Sin embargo, la memoria de la derecha venezolana es corta y este personaje pudo ser capaz de ganar con mucha holgura las elecciones internas de la Mesa de la Unidad (MUD). Capriles con una campaña a todo trapo, pudo atraer vigorosamente al elector antichavista joven, segmento de altísimo crecimiento. Es notorio el rol central de la juventud en la campaña caprilista. Todos sus centros de totalización estaban coordinados por estudiantes universitarios, cosa que con el anterior candidato de la MUD, Manuel Rosales hubiera sido poco menos que imposible. No es difícil creer que el aumento en su votación, se debiera a jóvenes que recién ingresaron en el REP. Radonski se planteó ideas reconciliatorias -poco creíbles de acuerdo a su prontuario- y tuvo un éxito electoral auspicioso, partiendo de la premisa de la imposibilidad de derrotar a un chavismo plenamente consolidado y de ascendencia popular sonora. Decimos esto porque subió los votos del bloque antichavista de 4,3 millones, a 6,5 millones de votos. Un incremento relativo de casi 10% de la votación total, y de casi del 50% en la votación de la MUD, si la comparamos con el acto electoral anterior, es un éxito muy grande para una agrupación tan etérea como esa, y para un dominio electoral tan intenso como el del chavismo. Dio la sensación de ser un rival que se prepara para tomar el poder a mediano plazo (2018), en un contexto de una elección más favorable, es decir, cuando el deterioro de la popularidad del chavismo por los problemas que en la sociedad venezolana existen (inseguridad, alto costo de la vida, desempleo etc.,) sea determinante. Si se mantienen similares los crecimientos en ambos bandos, para la próxima elección presidencial, Capriles podría ser nuestro nuevo y más neoliberal Presidente.

De manera astuta reconoció su derrota e hizo llamados a la paz y la serenidad. Más importante aún, capitalizo el sueño de su partido: Primero Justicia (PJ), -clon del ultraderechista Primero Colombia, e hijo bastardo de la agrupación reaccionaria Tradición, Familia y Propiedad-, convertirse en el partido hegemónico de la oposición, el bloque partidario robusto que exterminaría a la derecha tradicional, y concentraría a los ultraliberales en su lecho. Excluyendo los votos obtenidos por la tarjeta unitaria de la Mesa de la Unidad (MUD) que agrupaba a independientes, PJ obtuvo 1.798.409 votos, el 41% de los votos de Radonski, bastante más que el segundo partido (Un Nuevo tiempo) que obtuvo casi la mitad de sus votos en el estado Zulia. Por ello, y su carácter abiertamente neoliberal y antipopular, PJ parece ser el partido más opuesto ideológicamente al chavismo (incluso por la composición directamente burguesa de sus miembros), y por ende, la opción que la derecha internacional apoyará con más decisión. Los partidos que tradicionalmente gobernaron Venezuela (AD y COPEI), ni siquiera aparecieron en el tarjetón electoral.

Podríamos decir como Bush, misión cumplida. El PJ dirigió sectariamente la campaña y velo por ahogar en el súmmum del olvido a los demás partidos nacionales. Con este capital político se plantearán una oposición mucho más férrea a la atomizada y disgregada agrupación que atacaba en dispersión al gobierno.

Casi medio electorado en contra, 45% de electores opuestos

Los días de barrido y cobro fácil del chavismo parecen haber llegado a su fin. Con casi toda la burguesía y la pequeño burguesía en contra (con sus aparatos de propaganda ideológica y su apoyo internacional), el chavismo no tendrá la misma flexibilidad de mandato de otrora. Aunque la base popular de la oposición se siente destruida y sin esperanza (les esperan seis años más de Chávez), la cúpula está fuerte y anda en toda clase de planes para forzar al chavismo a la senda de la negociación. El chavismo en tanto, no parece buscar otra cosa que una especie de pax romana de corte bolivariano, que permita una coexistencia pacífica y un transitar conciliatorio. Es de prever que las medidas más criticadas por la burguesía (las políticamente más avanzadas) sean llevadas con mucho tino, tacto y lentitud. El ámbito de la negociación y los armisticios parece ensancharse y el país está en la antesala a un nuevo bipartidismo más marcado, si es que Primero Justicia logra consolidar el capital político obtenido.

Aunque esto suene cómodo a ambas partes en disputa, el chavismo tiene otras presiones y responsabilidades estatales a asumir en el sexenio que viene. Tener la inflación más alta del mundo, importaciones hipertrofiadas, dependencia extrema del petróleo, una sobrevaluación de la moneda exorbitada, la gasolina subsidiada al punto de costar 1 dólar llenar un tanque, producción industrial paupérrima y un endeudamiento (interno y externo) sideral; lo deben llevar a un plano en el cual deberá hacer cambios estructurales muy drásticos.

Desde el marxismo, consideramos que la senda conciliatoria arruina al chavismo y que la radicalidad puede devolver la confianza mayoritaria de las masas y puede facilitar la resolución de los problemas antes citados. La única forma que tienen sus seguidores, de resolver las dificultades estructurales que tiene la sociedad capitalista venezolana, es empujando al proceso bolivariano desde su centro-derecha, hacia la izquierda realmente socialista (lo que sería un enfrentamiento tenaz con la burguesía), o pactando con la burguesía prebendas, privilegios y concesiones que afectan de manera muy dura a la clase obrera, no solucionan los problemas de fondo y tienden a aumentar la explotación capitalista que se cierne sobre millones de trabajadores.

Por las declaraciones que se han escuchado, la idea de la dirección chavista es la conciliación y negociación abierta con el empresariado criollo y transnacional. De ser esto así, estarán a la orden del día, políticas tan antiobreras como: devaluación, aumentos de IVA, reducción del gasto social, negociación de contratos laborales colectivos a la baja, concesiones leoninas de explotación de recursos naturales a empresas transnacionales, transferencia de dólares preferenciales a la burguesía, importación masiva de bienes que se pueden hacer en el país, aumentos de salario por debajo del índice de inflación y un conjunto de medidas de ajuste macroeconómico que el gobierno criticó en Radonski[vi], pero que no parece eludir del todo.

La organización socialista, la crítica y la militancia contra la burguesía, la boliburguesía y la élite de la burodolarcracia rojita, en el seno del mismo movimiento heterogéneo del chavismo, parece ser la única alternativa para sortear un ajuste económico antiobrero (escalonado) y evitar que las miserias del capitalismo criollo impulsen triunfalmente la candidatura ultraliberal y antisocialista de Capriles para el 2018.


Manuel Sutherland es Economista y Profesor de Estado, Economía y Política en la Universidad Bolivariana de Venezuela donde también lleva a cabo la cátedra libre de Economía Política Marxista. Manuel es Coordinador de Formación en Economía Política de la Asociación Latinoamericana de Economía Marxista (ALEM). www.alemistas.org

 

Notas

 

[i] Resultados oficiales del Centro Nacional Electoral, a las 09:27 AM. Disponibles en: http://www.cne.gob.ve/resultado_presidencial_2012/r/1/reg_000000.html

[ii] Aharonian, Aram, Venezuela: Un triunfo esperado, gratificante, alentador. Fecha: 07 de Octubre de 2012. Artículo disponible en: http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/33296-venezuela-un-triunfo-esperado-gratificante-alentador.html

[iii] Op. Cit. Cita I.

[iv] Marcano, Omar, Rabia, Dolor y Frustración en Clase Media. Disminución Porcentual Dramática de Votación Chavista respecto a 2006. Fecha: 8 de octubre de 2012. Artículo disponible en: http://comitesocialista.blogspot.com/2012/10/rabia-dolor-y-frustracion-en-clase-media.html

[v] Sutherland, Manuel, Capriles Radonski, ¿cómo es el candidato que enfrenta a Chávez? La salud del Presidente y la especulación en torno a la sucesión, Fecha: Martes, 21 de Agosto de 2012. Artículo disponible en: http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/28172-capriles-radonski-%C2%BFc%C3%B3mo-es-el-candidato-que-enfrenta-a-ch%C3%A1vez?-la-salud-del-presidente-y-la-especulaci%C3%B3n-en-torno-a-la-sucesi%C3%B3n.html

[vi] El Documento donde los asesores en Economía aconsejan a Capriles sus primeras medidas económicas antipopulares (congelar las pensiones, subir las tarifas de los sectores eléctricos etc.,) están en este documento: http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/DOC-ACCIONES-ECON%C3%93MICAS-MUD.pdf



2) Venezuela

 

Chávez y el reto de la economía venezolana

 

 

Robert Plummer
BBC Mundo, 8-10-2012

http://www.bbc.co.uk/

 


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ganó un nuevo periodo presidencial para gobernar por seis años más. Pero lo que muchos se preguntan, dentro y fuera del país, es si su permanencia en el poder podrá revitalizar la alicaída economía.


Los votos han sido contados, el resultado no puede ser más claro. El 10 de enero del próximo año, Chávez se juramentará para otro mandato de seis años como presidente de la nación petrolera.


Pero su estrategia económica está enfrentando problemas. La nación tiene ante sí obstáculos: una infraestructura que se desmorona, una moneda sobrevaluada y una industria de rendimiento bajo.


Gracias a los programas sociales de Chávez, los venezolanos más pobres se han beneficiado de la riqueza petrolera del país y lo han hecho mucho más que cuando gobernaban lo que ellos describen como las élites oligarcas.


Pero la forma en la que el gobierno ha gastado los ingresos del boom petrolero despierta suspicacia, por decir lo menos. Decenas de miles de millones de dólares han sido destinados a herméticos fondos de desarrollo, manejados con poca o casi ninguna supervisión. Existen sospechas de que gran cantidad del dinero se ha desperdiciado. Hay denuncias de que no sólo se ha quedado en las redes de la corrupción, sino que se ha perdido por pura incompetencia.


Chávez todavía necesita crear las condiciones que le permitan a la economía venezolana tener más que una mera función. En el corto plazo, el líder deberá hacer más por asegurarse de que los programas sociales del país sean ejecutados de forma apropiada y con eficiencia.

 

¿Se vive mejor que en 1998?
 
Desde que Hugo Chávez se convirtió en presidente en 1999, la desigualdad en el ingreso en Venezuela ha declinado gradualmente. De hecho, es una tendencia en la mayor parte de la región. El país posee la distribución de ingreso más justa en América Latina, de acuerdo con el índice de coeficiente Gini. En 2011, el coeficiente Gini de Venezuela cayó a 0,39. El de Brasil, por ejemplo, se registró en 0,52, una cifra histórica en sus propios récords. Cada venezolano tiene ahora un trozo más igualitario del pastel. El problema es que la torta no se ha vuelto más grande.


"Venezuela es la quinta economía en América Latina, pero durante la última década, ha registrado el peor rendimiento de la tasa de crecimiento del Producto Interno per cápita", indicó Arturo Franco del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. Como Franco señala, todo depende de cómo se mide el progreso en Venezuela.


Si se compara la vida de los venezolanos durante el gobierno de Chávez con los 20 años previos -en los que gobernó un sistema bipartidista desacreditado y acusado de corrupción crónica, se diría que la era de Chávez es preferible. Pero si se observa el desenvolvimiento económico a escala macro de dos de sus vecinos, Brasil y Colombia, durante el mismo periodo, el panorama no luce tan alentador.


Y dado que el precio del barril de petróleo es en la actualidad aproximadamente diez veces superior a cuando Chávez fue electo por primera vez, sus oponentes señalan que el líder bolivariano pudo hacer o debió haber hecho más. El fracaso de Chávez a la hora de diversificar la economía venezolana significa que el petróleo todavía es su principal fuente de ingreso.
 
De hecho, es el responsable de más del 90% del flujo de divisas extranjeras al país.Alrededor de 50% de los ingresos del gobierno provienen de la industria del petróleo, la mayoría de la estatal petrolera PDVSA.
Desde 2003, el gobierno de Chávez ha controlado firmemente PDVSA. Ese año, el gobierno despidió 40% de los trabajadores tras una huelga general que buscaba sacarlo del poder.


Pero críticos de su gobierno acusan a la compañía de actuar con negligencia a la hora de ejecutar obras de mantenimiento de la infraestructura petrolera. Prefieren destinar los ingresos, según aseguran voces opositoras, a los programas sociales del gobierno.


Esas críticas cobraron más fuerza tras la explosión, en agosto, de la refinería Amuay, la más grande del país. En el incendio murieron 42 personas y decenas resultaron heridas. En vez de invertir en PDVSA para aumentar la producción, Chávez ha tratado a la empresa como la fuente de dinero en efectivo para financiar sus programas sociales dedicados a la vivienda, la salud y el transporte.

Saber con certeza la forma en que la bonanza petrolera ha sido gastada no es una tarea fácil. Cada vez más, el gobierno se ha involucrado en cada rama de la economía en detrimento del sector privado.
 
El gobierno de Chávez ha dicho que una de sus prioridades es el sector de la vivienda social. Algunos escándalos han salido a la luz pública como, por ejemplo, el descubrimiento en junio de 2010 de miles de toneladas de alimentos podridos que habían sido importados por la empresa Pdval. Los productos nunca fueron distribuidos.


Recientemente, la agencia de noticias Reuters publicó un informe especial sobre la corporación estatal Fonden, a la que se le atribuye un tercio de todas las inversiones en Venezuela. La investigación halló una serie de infraestructuras abandonadas o semiconstruidas, incluyendo una fábrica de papel, una fábrica de aluminio y una flota de buses sin usar. Esos proyectos aparentemente recibieron dinero de Fonden. Desde que fue fundada en 2005, Fonden ha absorbido US$100.000 millones de los ingresos petroleros de Venezuela.Pero Chávez y sus aliados más cercanos son los únicos que deciden cómo se invierte el dinero.

 

Gasto público: el boom de la vivienda


Antes de la elección presidencial de 2012, Chávez convirtió la vivienda social y barata en una prioridad. Lanzó un plan para construir tres millones de casas para 2018. Durante el primer trimestre de 2012, el sector de la construcción se expandió 29,9% comparado con el mismo periodo de 2011.


El aumento continuó entre abril y junio, en ese periodo el sector de la construcción registró un crecimiento anual de 17,6%. El sector de la vivienda ha aumentado el gasto público y las expectativas de los venezolanos que están ansiosos por ser cobijados por el programa. Como consecuencia, de acuerdo con el Banco de América-Merrill Lynch, en los últimos 12 meses, el gasto del gobierno ha aumentado 30% en términos reales.

Pero mientras los sectores del petróleo y la construcción han conducido a un aumento de 5,4% del Producto Interno Bruto en el segundo trimestre, la industria apenas creció y, de hecho, el sector minero se contrajo.


"El fomento de la actividad como se está dando actualmente es insostenible", indicó la organización Consensus Economics. "Con varias compañías estatales ineficientes y las autoridades intentando mantener sus principales industrias bajo el control del sector público, Venezuela está cada vez más dependiendo de importaciones". "En adición, el gasto fiscal es muy probable que se reduzca después de octubre y se prevé que el año que viene, se produzca una devaluación del bolívar". Incluso antes de la elección, Consensus Economics preveía un "ralentización considerable" en 2013.

 

Pidiendo prestado
 
¿Cómo es posible financiar este estímulo económico calificado de "insostenible"?


Los inversionistas extranjeros privados prefieren mantenerse a un lado, en parte, por la tendencia nacionalizadora de Chávez.


La inflación alta, que todavía roza 20% al año, tampoco ayuda.


Como Consensus Economics indica: "Una inflación sofocante y un gasto público creciente, unido a un control de cambios, han creado un creciente déficit fiscal".

"Las autoridades dependen cada vez más de la deuda externa para financiar esto". Por "deuda externa" se entienden préstamos de China.


De acuerdo con el medio de comunicación dedicado a las noticias financieras Bloomberg, el Banco Estatal de Desarrollo Chino le ha prestado a Venezuela, en los últimos cinco años, US$ 42.500 millones. El ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, indicó el mes pasado que de los 640.000 barriles de petróleo que son exportados diariamente por Venezuela a China, 200.000 son destinados a cubrir la deuda de la nación sudamericana con Pekín.


Al menos de que el bajo rendimiento de PDVSA no sea subsanado, estas deudas se mantendrán y probablemente crecerán a medida de que la diferencia entre el gasto y el ingreso se amplia.

 

El impacto de la región


Destapar la evidencia de desperdicio en el gasto gubernamental, durante el mandato de Chávez, no pareciera ser una tarea muy difícil.


Pero el exceso de gasto no se limita a lo interno. En un esfuerzo por extender la influencia de la Revolución Bolivariana, Chávez les ha permitido a Cuba y a otros países de la región que se beneficien de acuerdos baratos y préstamos suaves bajo la sombrilla del Alba (Alianza Bolivariana para las Américas) y Petrocaribe.


Si Capriles hubiese ganado, él y su equipo de consejeros se estaban preparando para cortar esa extensa red de petrodiplomacia.

Pero ahora, la mayoría de los países en el Caribe, que ya han sufrido una caída en el turismo debido a la crisis mundial, están respirando con alivio pues el sustento económico venezolano no va a desaparecer, al menos no a corto plazo.


3)    3) Venezuela

Lecturas erróneas conllevan a estrategias erróneas

 

La salida no puede ser más derechización

 

Francisco Sierra Corrales
Aporrea, 8-10-2012
http://www.aporrea.org/ 



De verdad, verdad, en los resultados de anoche, hubo un retroceso histórico en el movimiento bolivariano, en lo que respecta a las elecciones presidenciales, a pesar del triunfo del Comandante Chávez; si vemos que en 1998, se obtiene 56%, luego en 2006, 63% y ahora el 54%-55%, eso denota un retroceso que obliga a un cambio de rumbo; ahora ese cambio de rumbo depende de la lectura que se le dé al resultado actual.

Considero que hubo un retroceso, a pesar de la victoria que es relevante e importante, pero ese no es el objetivo de este escrito sino más bien de mirar hacia adelante, a partir de hoy, 8 de octubre. Lo primero que debemos analizar el por qué, a pesar de ganar, se reduce el margen porcentual, disminuyendo el porcentaje histórico (56%-63%), tomando en cuenta que un proceso revolucionario de izquierda (Que supuestamente debe favorecer a los pobres que son mayoría), la tendencia debe ser a aumentar el porcentaje de votación por la entusiasta participación de los desposeídos, y ese no ha sido el caso venezolano. Por otro lado debemos tomar en cuenta, que no vivimos eventos extraordinarios, como una guerra o una invasión, cual fue el caso de Nicaragua en los 80-90, sino muy por el contrario, gozamos de santa paz y las agresiones imperialistas han sido más que todo de carácter psicológico.

Aunque el Comandante anoche en el balcón del pueblo, no dijo nada sobre el que hacer, mucho menos hizo un análisis crítico de este retroceso, ni siquiera mencionó el retroceso, por el contrario alardeó y habló de una "victoria perfecta" que espero que ese no sea el análisis definitivo sino mas bien movido por la emotividad del momento porque entonces ahí si es verdad que se subió la gata a la batea, en otras palabras nos hundiremos (Retrocederemos) mucho mas. Si interpretamos los 6 millones y más del majunche o su 44%-45%, como un reconocimiento a la fortaleza de la derecha, ahí si es verdad que estamos pelados, y ante ese diagnostico (Malo) del paciente, es capaz que el enfermo se nos muera porque en vez de darle un antídoto le damos una vitamina, al picado de culebra.

Primero que todo debemos concluir, y los números nos lo dirán, que la participación record (80%), benefició al candidato de la derecha, los indecisos, una gran parte de ellos, se animaron a votar y lo hicieron en contra de Chávez (Específicamente en contra del gobierno nacional, incluye regiones y localidades), y no por Capriles, aunque ese rechazo lo manifestaron en la tarjeta de la derecha. Y es que no había otra opción válida o ganadora. Alrededor de unos tres millones (3.000.000) de votos, aproximadamente, y podrían ser mas, conforman esa cantidad de votos castigos. De no reconocer lo anterior, o por lo menos tomar en cuenta esto que aquí estoy diciendo, el futuro del movimiento bolivariano presagia tormentas y tormentos. Lo dicho por el Comandante Fidel Castro, en el 2004, cuando el confirmatorio de Chávez, es muy importante, "en Venezuela no pueden haber 4 millones de oligarcas", resulta que esos oligarcas "parieron" y ahora son 6 millones y medio, cifra que no se compagina con la realidad, esa cifra tampoco, aun multiplicándola por 3, es la cantidad de clase media que existe en el país, en esa media docena de millones, ahí está el pobre parejo que se siente frustrado porque la "revolución bonita" no ha llenado sus expectativas, no verlo así es caerse a mentiras, y no es muy recomendable andar con mentirosos y menos con "auto-mentirosos".

De concluir que la alta votación de la derecha es fruto de la derecha misma, y no culpa de nosotros por la pifias en el gobierno, las conclusiones serian erráticas y catastróficas, ello conllevaría a pactar con ella o hacer un "acuerdo de gobernabilidad" y eso sería derechizar, aun mas la revolución bolivariana (De revolución queda muy poco, solo la esperanza), esa derechización nos conllevaría a la manoseada palabrita, tanto por la ultraderecha como por la derecha endógena de la "reconciliación", que es el abandono de lo que queda de revolución e instaurar una socialdemocracia, bien tardía por cierto.

¿Qué hacer?

Profundizar la revolución o volverla a llevar por el carril que se perdió en el 2004, post referéndum confirmatorio y "tenderles puentes" pero a los pobres que están arrechos con nosotros, radicalizando este proceso, depurándonos de elementos oportunistas y trepadores, y con respecto a la clase media, sobre todo la intelectual que es la que más nos afecta, se deben hacer un verdadero plan de la nación (No ideas maestras o genéricas), en donde se incluya la industrialización del país y la soberanía alimentaria (Una reforma agraria integral), incluyendo a las universidades públicas y algunas privadas y se le de empleo a todos los profesionales y técnicos, una misión trabajo pero de verdad. Y con la derecha se debe conversar, porque existe una parte de ella que es centrista y no ultrosa, y la mejor forma de hacerla que se independice es eliminando la ley de procesos electorales, que legalizó el fraudulento métodos de "las morochas". Esto permitiría que insurja una tercera fuerza política de centro, con diputados nacionales y regionales, concejales y parroquianos que le permitiría tener vigencia política.



boletín solidario de información
Correspondencia de Prensa
8 de octubre 2012
Colectivo Militante - Agenda Radical
Montevideo - Uruguay
redacción y suscripciones: Questo indirizzo e-mail è protetto dallo spam bot. Abilita Javascript per vederlo.

_______________________________________________                                 



Tags: Venezuela  Chávez  Capriles  

You are here Attualità e Polemiche --> Actualidad latinoamericana --> La victoria de Chávez: preocupaciones