Movimento Operaio

La pagina di Antonio Moscato

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

FARC...

E-mail Stampa PDF

FARC…

 

Avrei voluto scrivere subito un commento alla morte di Alfonso Cano, il leader delle FARC assassinato dalle forze militari del regime, sicuramente “assistite” da consiglieri statunitensi o israeliani (sempre molto presenti nella regione, per svolgere alcuni dei compiti più sgradevoli). Qualcosa che non si limitasse allo sdegno per l’ennesimo assassinio in una Colombia in guerra da decenni. Un assassinio che non avvicina certo la pace, come rileva la ex senatrice Piedad Cordoba, che fu mediatrice in alcuni momenti cruciali. Ma avevo aspettato per ricevere un maggior numero di informazioni e di commenti.

Altri impegni mi hanno però trattenuto, tra cui la lotta, alle porte quasi di casa mia, della BEST di Montefano – Osimo, che ha implicazioni politiche internazionali inquietanti: la direzione della multinazionale, per chiudere a tradimento e senza preavviso lo stabilimento, ha usato una squadra di operai della filiale polacca di Zabrze, in Slesia, per portar via nella notte di Hallowen tutti i macchinari. Gli operai della BEST erano stati messi in ferie per il ponte con un “arrivederci a lunedì”. Le autorità non si sono accorte di niente, e si presume che non fossero state avvertite. La forza pubblica è arrivata in gran numero stamattina, con cinque gazzelle, per controllare il presidio…

La risposta al fatto compiuto non è facile, e in ogni caso non basta coinvolgere l’altro stabilimento dello stesso gruppo a Cerreto d’Esi, vicino a Fabriano, bisogna raggiungere i polacchi che sono stati usati direttamente o indirettamente per questa rapina e che riceveranno i macchinari rubati.

Per il momento questo è il mio impegno prioritario.

Ma intanto, almeno per i lettori latinoamericani e per gli italiani ispanofoni, ho inserito una serie di articoli informativi sulle FARC e di commenti tratti dalla stampa colombiana e argentina, e messi in circolazione dal solito benemerito Boletín solidario de información, Correspondencia de Prensa, del Colectivo Militante di Montevideo (suscripciones: Questo indirizzo e-mail è protetto dallo spam bot. Abilita Javascript per vederlo. ).

(a.m. 7/11/11)

 

 

 

Las Farc y su encrucijada en el peor momento

 

 

Análisis

Revista Semana, Bogotá, 5-10-2011

http://www.semana.com/



El golpe militar contra el máximo jefe de las FARC fue calificado por expresidentes, dirigentes políticos y politólogos con múltiples adjetivos, pero en el mismo sentido: la muerte de alias 'Alfonso Cano' es un golpe al cerebro, a la espina dorsal, al propio corazón de la guerrilla.
 
Si bien nadie se atreve a decir que se trata del golpe definitivo a las FARC, muchos coinciden en señalar que sí podría significar el comienzo del fin de medio siglo de violencia subversiva.
 
Desde el 2008 las FARC han sufrido los más duros y contundentes golpes. Como se recordará, el 2 de marzo de ese año en la provincia de Sucumbíos (Ecuador) fue abatido el que en ese momento era considerado el número 2 de las FARC, alias 'Raúl Reyes'.
 
En ese entonces la guerrilla, que desde el 2002 había empezado a defenderse de la mayor ofensiva del Estado colombiano (tras el fracaso del proceso de paz del Caguán), sintió que su secretariado empezaba a ser vulnerable.
 
En mayo de ese mismo año, el máximo líder de la guerrilla, Manuel Marulanda Vélez, murió de forma natural en la selva colombiana. En ese momento alias 'Alfonso Cano' asumió la jefatura del secretariado de las FARC y aunque su perfil de ideólogo abría la puerta para una eventual salida negociada, sucedió todo lo contrario. 'Cano' era quizás el más radical de la guerrilla, como recuerda el analista Alfredo Rangel, hasta el punto de oponerse a los diálogos del Caguán.
 
Con 'Cano' como jefe de la guerrilla, las FARC continuaron sufriendo sus más duros golpes. Gota a gota fueron cayendo otros cabecillas, quizá de menor impacto mediático, pero que tenían funciones importantes dentro la estructura económica y militar de esta organización ilegal.
 
El golpe del 23 de septiembre del 2011, ya en el gobierno de Juan Manuel Santos, denominado operación Sodoma, fue otro impacto a la entraña de las FARC. Su jefe militar, alias 'Jorge Briceño Suárez' o 'Mono Jojoy', caía tras un bombardeo de la Fuerza Aérea.
 
Después de ese golpe, las FARC modificaron su estrategia ante el asedio de la ofensiva estatal, que, según la había descrito el propio presidente Juan Manuel Santos, por primera vez el Ejército "había entrado a las madrigueras de la guerrilla".
 
Las FARC se defendían del asedio mientras adelantaban hostigamientos propios de la guerra de guerrillas contra la fuerza pública. El pasado mes de febrero el presidente Juan Manuel Santos reveló que a 'Cano' le estaban respirando en la nuca, y en ese mismo mes empezaron a crecer las versiones de un golpe al jefe de esta guerrilla.
 
Pero, ¿qué vendrá para las FARC?
 
El politólogo Alejo Vargas considera que la muerte de 'Cano' llega en un momento en que la guerrilla ha perdido sus liderazgos internos. Por eso considera que, quizá como ninguna otra, la muerte de 'Cano' va a generar "la mayor tensión" al interior del secretariado de las FARC.
 
El relevo, dice Vargas, se lo disputarán alias 'Timochenko' y alias 'Iván Márquez'. Dos guerrilleros de perfiles distintos, el primero más militar, el segundo más político. Y por esas características, considera el politólogo, la decisión llevará tiempo y probablemente será conflictiva al interior de las FARC.
 
Sin embargo, cualquiera que llegue al relevo, considera el analista Alfredo Rangel, no tendrá la misma ascendencia dentro de la tropa de la guerrilla que tenía 'Cano', y por eso advierte la mayor crisis de liderazgo de la historia de las FARC.
 
En todo caso, considera Rangel, quien llegue a asumir la jefatura del secretariado no tendrá otro camino que pensar en la salida negociada al conflicto.
 
Un escenario donde las FARC, según el expresidente Andrés Pastrana, quien durante su gobierno se sentó a dialogar con la guerrilla, "ya no tienen para exigir".
 
Pero, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, la muerte de 'Cano' no significa el final de las FARC. Eso dice Víctor G. Ricardo, excomisionado de paz durante el gobierno del presidente Pastrana. "la guerrilla está más debilitada que nunca, pero no está acabada".
 
Carlos Lozano, director del semanario VOZ, y que conoce a las FARC, considera que el escenario inmediato será que la guerrilla nombre rápidamente el sucesor de 'Alfonso Cano', y el Ejército esperará esa decisión para iniciar una nueva ofensiva militar.
 
Pero en lo que todos coinciden es que los recientes golpes a las FARC, y este en particular, demuestran el fracaso de la lucha armada y, como dijo el presidente del Consejo de Estado, magistrado Mauricio Fajardo, tras conocer la noticia, "predomina el imperio de la Constitución".
 
Dirigentes políticos hicieron un llamado a una gran desmovilización colectiva y a que los jefes de frentes y columnas de la guerrilla se sometan a las condiciones para reincorporarse a la vida civil.
 
Consideran que puede ser el momento ideal, debido a que tras la muerte del líder, con más de 33 años en las FARC, y el último de los hombres de la segunda generación de esta guerrilla, la moral de la subversión está por el piso.
 
Las condiciones de esa eventual desmovilización están enmarcadas en las fórmulas ofrecidas por el Gobierno a través de su Alta Consejería para la Reintegración. Una invitación que hizo el ministro de Defensa al anunciar que no hay cabecilla ni jefe de ninguna estructura que pueda resistirse a las Fuerzas Militares. "Su hora ha llegado. El tiempo es ahora", dijo Juan Carlos Pinzón.
 
Pero también la muerte de 'Cano' se produce cuando el Congreso de la República estudia un acto legislativo para que la Constitución, de forma temporal, contemple mecanismos de justicia transicional que permitan establecer "un marco jurídico" para que la guerrilla deje las armas. Una iniciativa legal que el propio presidente Juan Manuel Santos ha pedido, con el símil de que necesita una llave para abrir la puerta de la paz.


 

Quiénes son los posibles sucesores de 'Alfonso Cano'

Analistas advierten tensión al interior del secretariado de las FARC

 

'Iván Márquez' y 'Timochenko', las dos opciones sucederlo en la jefatura de la guerrilla

 


Revista Semana, Bogotá, 5-10-2011

http://www.semana.com/

 


Tras la muerte de 'Alfonso Cano', alias 'Iván Márquez' y alias 'Timochenko' se perfilan como los más probables sucesores en la jefatura de las FARC.  
 
El politólogo Alejo Vargas le dijo a Caracol Radio que la muerte de 'Cano' "es el golpe más duro de las FARC porque él había logrado tener un mando unificado después de la muerte de 'Marulanda'".
 
Por eso consideró que su muerte "va a generar una tensión al interior del secretariado, entre 'Timochenko' e 'Iván Márquez' para determinar quién va a reemplazarlo en el mando de las FARC. Llevará tiempo y será conflictivo. Las FARC quedaron muy debilitadas".
 
Expertos en conflicto armado consultados por Semana.com sostienen que 'Iván Márquez' es el hombre más fuerte para suceder a 'Cano'. Sin embargo, reiteran que no será fácil por cuanto ha sido visto por los miembros de esa guerrilla como un hombre distante a las acciones militares. Eso podría generar un resquebrajamiento en las FARC y cada frente empezaría a tirar para su lado.
 
Como se sabe, 'Iván Márquez' maneja las relaciones internacionales de las FARC y no es de una línea tan radical como la de 'Alfonso Cano', por lo que algunos analistas sostienen que con él sería más posible negociar la paz.
 
José Benito Cabrera, alias 'Timochenko', es el otro posible sucesor. Maneja principalmente una línea bolivariana y su zona de influencia es el sur de Bolívar y los Santanderes. Se presume que también se mueve en la zona límítrofe con Venezuela.
 
'Timochenko' conserva un perfil guerrerista gracias a su preparación militar en Europa oriental. Su antigüedad en las FARC se remonta a 1982. Hoy es considerado el jefe de inteligencia y contrainteligencia de la guerrilla.
 
Dentro de los otros integrantes del secretariado de las FARC, que en principio no se contemplan con perfil para suceder a Cano, se encuentran 'Joaquín Gómez', 'Pablo Catatumbo' y Mauricio Jaramillo, alias el 'Médico'.
 
Quién es 'Iván Márquez'
 
Su nombre real es Luciano Marín. Nació en 1955 en Florencia, Caquetá. En los 80, siendo universitario, se vinculó a la guerrilla y se fue a pelear al norte del país.
 
Cuando vino el proceso de la Unión Patriótica, 'Márquez' abandonó las filas guerrilleras y se metió a la UP. Llegó a ser representante a la Cámara por este movimiento.
 
A raíz de la persecución de la UP que terminó en la muerte de más de 3.000 de sus militantes, 'Márquez' regresó a las FARC. Fue segundo de 'Efraín Guzmán' en el frente 5, y luego pasó al Bloque Caribe como delegado del Secretariado y coordinador de sus grupos. Ingresó al Secretariado desde antes de que muriera 'Jacobo Arenas' en 1990.
 
Tiene la formación política de un marxista ortodoxo y es, a su vez, un experimentado jefe militar. Quienes lo conocen aseguran que si hubiera sucedido a 'Reyes' como negociador de las FARC, habría sido la mejor carta para alcanzar la liberación de secuestrados y eventualmente la paz. Tuvo figuración internacional en los diálogos de Caracas y Tlaxcala, bajo el gobierno de César Gaviria y últimamente, en el proceso de liberación de secuestrados en Venezuela.
 
Por un tiempo corto tuvo la rara condición de ser comandante de dos Bloques, el Caribe y el José María Córdoba, hasta que en el 2003 'Ivan Ríos' llegó al José María Córdoba. En noviembre del 2007 se reunió con el presidente venezolano, Hugo Chávez.



 

Colombia

 

Cómo mataron al comandante de las FARC


Infiltraron sus filas, intervinieron sus radios, les cerraron el paso a los envíos de comida y, una vez que estaba cercado, lo atacaron al estilo norteamericano en Medio Oriente, con fuertes bombardeos. Cautela de los organismos de DDHH

 

En un comunicado las  FARC advierten que no cesarán la lucha armada



Katalina Vásquez Guzmán, desde Medellín
Página/12, Buenos Aires, 6-10-2011

http://www.pagina12.com.ar/


 

A punto de morir, Alfonso Cano extravió sus gafas negras. Su marco redondo y vidrios intactos fueron hallados en el primer campamento guerrillero bombardeado por el ejército durante Odiseo, la operación que el viernes, después de horas de fuego y sangre, obtuvo su fin: la muerte del número uno de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Dos ametralladoras, dólares, euros y una billetera quedaron por los suelos bajo plásticos negros alzados con palos de madera, donde dormía la disminuida cuadrilla rebelde huyendo de los bombazos.


Fotos de los lentes a salvo junto al rostro pálido del cuerpo sin vida, los ojos abiertos, la boca torcida se repiten desde el viernes en las pantallas colombianas. Junto a la imagen del cadáver los diarios titularon: "Sacaron a Cano de su madriguera". Primero, según contó el gobierno victorioso, le cercaron el paso en su trinchera de siempre, la cordillera central, región del Tolima, donde hace más de cuarenta años nació esta guerrilla, la más vieja del mundo. También infiltraron sus filas, pincharon sus radios, cerraron el paso a la comida, lo cercaron a Alfonso Cano y, después, al estilo gringo en el Medio Oriente, le tiraron bombas y más bombas.


El viernes a las 8.30 a.m. comenzó la última fase. Primero, cayó alias Pacho Chino, líder del bloque occidental al que Cano -uno de los marxistas más radicales del secretariado de las FARC- tuvo que acudir por refugio al pisarle los talones en el centro del país. Pacho Chino fue capturado y más tarde se supo que otros guerrilleros habían sido "dados de baja": alias Yenifer, su enfermera, y su radio comunicador, alias El Zorro. En la noche del viernes, con los ojos del mundo puestos sobre Colombia, el gobierno confirmó la muerte de Alfonso Cano.


Enterándose, el presidente lloró de emoción. "Le han dado al país una noticia que sin duda cambiará nuestro país para bien", precisó Juan Manuel Santos ya en la zona de los combates, la provincia de Cauca, al sur del país. Hasta allí llegó el sábado con traje informal, gorra del ejército, remera blanca, sin parar de sonreír y abrazar a sus comandantes. Fuerza Aérea, Ejército, policía e "inteligencia de muchas fuentes" fueron necesarias durante más de un año para acabar con el líder de las FARC en las montañas de Cauca. Entre sus altas cordilleras y colinas húmedas, Cano huía de los militares desde febrero de este año cuando, según el mismo Santos anunció, empezaron a respirarle en la nuca. "Nuestras fuerzas armadas fueron planeando lenta, pero seguramente, lo que ayer (el viernes) ejecutaron de forma impecable", anotó el primer mandatario flamante, sacando pecho junto a su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, de traje y corbata y zapatos brillantes.


Los dos políticos, los analistas, los ex secuestrados, los ex presidentes, todos opinaban con tono victorioso: el mayor golpe a las FARC, el comienzo del fin de la guerrilla. Semana, la revista más importante del país, anotó que el homicidio del líder guerrillero "podría significar el comienzo del fin de medio siglo de violencia subversiva". Otros no están tan seguros. Desde ONG y organizaciones defensoras de derechos humanos advierten que la paz en Colombia y el fin de las FARC están lejos de alcanzarse si es que no se acude a la negociación. La vía armada, aun si se propician fuertes golpes, no es el camino para el fin del conflicto, opinó Diego Martínez, de la ONG Colombianos por la Paz.


Por su parte, el secretario de las FARC salió a pronunciarse la noche de ayer. Vía Internet aseguraron que "no será ésta la primera vez que los oprimidos y explotados de Colombia lloran a uno de sus grandes dirigentes". En su comunicado desde las montañas de Colombia también dijeron que "la paz en Colombia no nacerá de ninguna desmovilización guerrillera, sino de la abolición definitiva de las causas que dan nacimiento al alzamiento. Hay una política trazada y ésa es la que se continuará". La entrega de armas es el llamado de muchos después de la muerte de Cano, quienes ven en una guerrilla debilitada sin el último bastión ideológico fuerte en su interior. Alias Timochenko y alias Iván Márquez serían los más posicionados para sucederlo al frente del grupo insurgente después de que alias Tirofijo murió este año, y alias Mono Jojoy fue también "abatido" por el ejército en 2011.


Según opiniones, ningún integrante del secretariado de hoy tendría la misma ascendencia de Cano, antropólogo, ex militante de la Juventud Comunista, que abandonó a su mujer y a sus hijos en la Bogotá de los años setenta para "subirse al monte" a empuñar las armas. "Ha caído el más ferviente convencido de la necesidad de la solución política y la paz", dicen los rebeldes en su comunicación de anoche, mientras el cuerpo de Cano llegaba desde Cauca a la fría capital. A las siete de la noche, el aeropuerto militar de Bogotá Catam era un hervidero de periodistas del país y el mundo que, una vez más, querían registrar el cadáver de Alfonso Cano. Ya sin barba, sin gafas, sin vida, aún se reconocía a leguas el líder veterano que, junto a sus lentes olvidados, dejó la billetera, sus armas, siete computadoras, 24 discos duros y 39 memorias usb que, como su cuerpo, volaron a la capital. Sus gafas, que por años lo identificaron como el intelectual de la guerrilla, también estaban viajando, limpias y buenas, como siguiendo a su dueño, su inolvidable dueño. La muerte de Alfonso Cano abrió un nuevo escenario en Colombia. Aunque, les de aceptar la propuesta de dialogar realizada por el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) advirtieron mediante un comunicado que "hay una política trazada" y que continuará más allá de haber perdido a su líder. En ese contexto, trascendió que se barajan cuatro nombres para la sucesión de Cano.



Las Farc no cesarán lucha armada

 

Agencias

 


"La paz en Colombia no nacerá de ninguna desmovilización guerrillera, sino de la abolición definitiva de las causas que dan nacimiento al alzamiento", sostuvó la organización mediante un comunicado difundido por su sitio en Internet. Fue luego de que el presidente Santos indicara que "la puerta del diálogo no está cerrada con llave". El mandatario, de todos modos, había admitido que para ello las FARC deben dar "señales muy claras" y "cesar con el terrorismo".

"Escuchamos de la oligarquía colombiana y sus generales el anuncio oficial de la muerte del Camarada y Comandante Alfonso Cano. Resuenan aún sus alegres carcajadas y sus brindis de entusiasmo. Todas las voces del Establecimiento coinciden en que ello significa el final de la lucha guerrillera en Colombia. La única realidad que simboliza la caída en combate del camarada Alfonso Cano, es la inmortal resistencia del pueblo colombiano, que prefiere morir antes que vivir de rodillas mendigando(...) No será esta la primera vez que los oprimidos y explotados de Colombia lloran a uno de sus grandes dirigentes. Ni tampoco la primera en que lo reemplazarán con el coraje y la convicción absoluta en la victoria. La paz en Colombia no nacerá de ninguna desmovilización guerrillera, sino de la abolición definitiva de las causas que dan nacimiento al alzamiento. Hay una politica trazada y esa es la que se continuará", replicaron las FARC.

Ahora, por segunda vez en menos de tres años, el diezmado secretariado de las FARC deberá reunirse para elegir a un líder que recomponga las tropas tras el impactante golpe recibido por la muerte de Alfonso Cano. Analistas locales mencionaron que los dos máximos candidatos a suceder a Cano son Iván Márquez, de orientación política, y Joaquín Gómez, de línea militar.


Colombia

 

Muerte de 'Cano', duro golpe para la paz: Piedad Córdoba

 

Revista Semana, Bogotá, 5-10-2011

http://www.semana.com/

 

 

La excongresista liberal, tomándola vocería del movimiento Colombianas y Colombianos por la Paz manifestó su preocupación por los militares y policías que las FARC mantienen secuestrados y abogó por un diálogo sin condiciones previas.

La exsenadora Piedad Córdoba manifestó un comunicado puesto en su página web su "profunda preocupación" sobre lo que considera "el riesgo inminente que se cierne sobre la vida de los militares y policías cautivos en poder de las FARC-EP".
 
La exparlamentaria, desde la vocería del movimiento Colombianas y Colombianos por la Paz, expresó que el Gobierno Nacional, con la muerte en un operativo militar del máximo jefe de las FARC alias 'Alfonso Cano', demostró que prioriza la "confrontación armada sobre la salida política mediante el diálogo y la negociación".
 
"(El Gobierno) carece de una política verdadera de paz y que lo único que busca es mantener los privilegios y el lucro que obtiene mediante la guerra", agregó.
 
Recordó que si bien el presidente Juan Manuel Santos ofreció en su posesión "una puerta y una llave para la paz, ya lo habían hecho los principales dirigentes de las FARC-EP y del ELN". En vista de ello, reclamó a ambas partes "que se decidan a abrir los diálogos de paz sin precondiciones, para detener el baño de sangre entre colombianos".
 
Así mismo exigió que se creen "las condiciones fundamentales para una paz duradera y la construcción de la justicia social que reclama Colombia y sus gentes".
 
Demandó también de la sociedad colombiana que ponga distancia "de la euforia y del triunfalismo" y dijo que "estos nefandos episodios ya los ha conocido Colombia, por lo cual lo más sensato es atemperar los espíritus y evitar los desbordamientos del entusiasmo o del pesimismo inmovilista".


 

Colombia

La baraja de sucesores

Timochenko e Iván Márquez, y Pablo Catatumbo y Joaquín Gómez en un segundo plano, estarían en la lista de posibles sucesores de Cano. Su designación dependerá de la estrategia que adopten las Farc y de la puja interna de poder.

 

Revista Semana, Bogotá, 5-10-2011
http://www.semana.com/



La escogencia del sucesor de Alfonso Cano en las Farc no tomará demasiado tiempo. Los parámetros con los que se toma una decisión tan importante ya están definidos en la organización. Y ante una persecución como la que el Ejército había emprendido en su contra, la muerte del jefe guerrillero no podía ser una sorpresa absoluta. "Para las Farc, la muerte de un miembro del Secretariado es un asunto lógico de la guerra", dice el exasesor de paz Camilo Gómez.


De los seis hombres que quedan en el Secretariado, cuatro podrían estar en la baraja de sucesores: Rodrigo Londoño, alias Timochenko; Lucio Marín Arango, alias Iván Márquez y, en un segundo plano, Jorge Torres Victoria, alias Pablo Catatumbo, y Milton de Jesús Doncel, alias Joaquín Gómez. La elección de cualquiera de ellos depende de la estrategia que adoptarán la Farc.

Timochenko es uno de los más antiguos en la estructura de esa guerrilla. Entró a las Farc en 1982 y cuatro años después ya era el quinto hombre más importante del Estado Mayor Central. Sin embargo, es poco conocido, aunque ha estado tras bambalinas en los procesos de negociación. Es el comandante del Bloque Magdalena Medio, manda sobre más de 800 hombres y sus funciones son de inteligencia y contrainteligencia de la guerrilla. Su designación, debido a que es reconocido militarmente, sería un mensaje de confianza para la base guerrillera.

Pero si las Farc quieren darle una proyección más política a su jefatura, un candidato podría ser Iván Márquez. Es, dentro del Secretariado, quien tiene más experiencia. Estuvo en los procesos de paz que arrancaron en 1991 en Cravo Norte (Arauca) y cuyos diálogos se dieron en Caracas (Venezuela) y Tlaxcala (México), con el gobierno de César Gaviria. También estuvo parcialmente en los diálogos del Caguán (Caquetá). Fue congresista por la Unión Patriótica. Y en criterio de quienes lo conocen, es más pragmático que Cano. No obstante, las autoridades aducen que no está en Colombia, por lo que hay dudas sobre su designación.

El historiador y analista de Razónpublica.com Medófilo Medina aduce que es posible que el sucesor sea Pablo Catatumbo, quien ingresó al Secretariado en 2008, después de la muerte de Manuel Marulanda. En su criterio, las coincidencias con el pensamiento de Cano respaldarían esa decisión. Catatumbo es el comandante del Bloque Occidental que actúa en Valle, Nariño y Cauca con cerca de 1.800 combatientes. En 2007 fue sancionado después del asesinato de los 11 diputados del Valle.

Si las Farc llegaran a interesarse en un eventual proceso de paz con el gobierno, Márquez o Catatumbo son una opción. "Los dos reúnen condiciones de liderazgo similares y cualquiera podría encabezar una salida negociada", dice Medina.

En una última instancia, el relevo de Cano podría ser Joaquín Gómez, quien entró al Secretariado tras la muerte de Raúl Reyes. En 1981 ingresó a las Farc e hizo parte del grupo de negociadores del Caguán. Es el comandante del Bloque Sur, uno de los más poderosos, con cerca de 1.200 guerrilleros. Sin embargo, Gómez no tiene la trayectoria de los otros tres candidatos.

La muerte de sus líderes somete a las Farc a una crisis organizacional. Pero esta vez sus militantes saben que ni siquiera el propio comandante está seguro. A diferencia de Manuel Marulanda, Cano no murió de viejo. En su estructura militar no va a haber grandes cambios. Aunque el acertijo sobre quién asumirá la jefatura se resolverá pronto, la guerrilla tiene un proceso de asimilación lento de sus reveses. Y aun con un líder definido al frente del Secretariado pasará tiempo antes de que quede claro a qué estrategia le apuestan las Farc.